.notion-root>.notion-column-list>.notion-column:first-child { margin-top: 0px!important; } .notion-root>.notion-column-list>.notion-column:nth-child(2) { padding-top: 30px!important; } /* If you want to add a border to the bottom of the navbar like the original Cluster one */ .super-navbar { border-bottom: 1px solid var(--color-border-default)!important; }

Más que a él, extraño la sensación de estar con alguien. Esta noche, después de una breve, agradable y educada pero vacía conversación con mi ex marido, entré en mi habitación y me sentí sola. Fue uno de esos sentimientos que te toman por sorpresa (llevamos 8 meses separados) y por eso te agarra desprevenido. Como dije, no lo extraño. Extraño la sensación de estar con alguien a quien amas. Me senté en mi cama, pensando. El verde vino a mí entonces, floreciendo en mi corazón, calentándolo, recordándome el día, no hace mucho tiempo en el que en otro planeta, conocí a mi alma gemela . He sabido durante años y años que lo que yo y algunos de mis amigos mágicos llamamos "alma gemela", es en realidad un alma que está muy cerca de la tuya. Tanto, que se siente como otra parte de ti. También sé desde hace mucho tiempo que MI alma gemela no está encarnada en este mundo ni en este tiempo. Es un árbol, en otro mundo. Sí, sé cómo suena eso. En mi juventud, solía llamarle, antes de poder viajar a otros mundos y planos de existencia. Lo llamaba en voz baja cuando me sentía sola, o gritaba en silencio por él cuando estaba angustiada y la soledad o la desesperación llenaban mi corazón. "¿Dónde estás? ¡Ven a mí! ¡Escúchame llamándote! ¡Ven a mí!"

Luego, los Guías me dijeron, durante una de esas primeras sesiones en las que aún no podíamos entender las cosas por nosotros mismos, que la persona más cercana a mi alma estaba en otro mundo.

No fue una información muy bienvenida, que quieren que les diga.

Pregunté más. Y esto es lo que aprendí (la siguiente info es en general, así para todos, no solo para mi): Además del alma gemela hay 2-4 almas, no tan cercanas, pero con las que podría poder tener una de esas mágicas historias de amor que se ven en las películas. En la vida, he conocido solo a una de ellas. Fue, de hecho, una conexión verdadera, intensa, abrumadora (en el buen sentido) y, sin embargo, breve. La vida en común no era para nosotros en esta encarnación. Pero me ayudó a comprender el sentimiento de predestinación y conexión sobre el que leí en los libros. Mi ex está dentro del próximo círculo de cercanía. (Donde, al parecer, puedes encontrar alrededor de 6 a 8 personas) Oh, también lo amé intensamente. Y duramos 15 años juntos, antes de darnos cuenta de que era hora de tomar caminos separados. El hecho de que sigamos siendo amigos y que todavía me preocupe por su vida es, creo, parte de lo que vinimos a aprender juntos. Después de todo, en una vida anterior en el antiguo Japón, morimos juntos en la batalla. Así que sí, vamos mucho mejor esta vez. Pero volvamos a mi arbórea alma gemela. Hace un par de semanas, me enojé mucho. ¿POR QUÉ había él elegido encarnarse en un ser no humano? ¿POR QUÉ no estaba aquí conmigo? He tenido pensamientos parecidos una o dos veces a lo largo de los años, desde que me enteré de su existencia. Pensamientos despectivos como "mi alma gemela está allá fuera de árbol en algún lugar, ¡vaya uno a entender por qué!" Esta vez, sin embargo, decidí echarle un vistazo y preguntarle al respecto. (¡Y también exigir explicaciones!). Ahora, los viajes entre planos normalmente me llevan un tiempo. Necesito un estado de paz mental muy profundo, que los Guías y los Ancestros estén de acuerdo y, con suerte, vengan conmigo. Pido permiso, me preparo. No esta vez. Estaba lista para irme casi tan pronto como me instalé. Buena señal, eso. Sin resistencia interna o externa, sin lucha. Los Guías estuvieron a mi lado de inmediato, y mis alas blancas (otra historia) se abrieron de inmediato listas para tomar vuelo. Viajar a su mundo fue realmente rápido. A veces me toma casi una hora llegar a la historia de otra persona aquí en mi propia ciudad y, sin embargo, aterrizar en su mundo lejano quién sabe dónde, tomó menos de segundos. Nunca podré explicar esto, pero por alguna extraña razón, tiene mucho sentido. El mundo en el que vive mi alma gemela es vasto, prístino, está lleno de bosques. No hay humanos allí, en absoluto. La mayoría de los seres sintientes hay árboles. Es uno de los mundos más hermosos que he visto en la vida. Yo, que me he desprendido de la tierra, incapaz de comunicarme con ella, enterrada en mi cuartito y sin siquiera salir a mi otrora hermoso patio que ahora se está marchitando y muriendo. Yo... esta yo, estaba tan desconcertada por este mundo que no podía respirar. Dioses, no podía hacer nada. Todo lo que podía ver era el gran árbol frente a mí, diferente a todo lo que se puede ver en esta tierra, a menos, supongo, que te adentres en bosques vírgenes, e incluso entonces nada aquí podría ser tan grande. No podía ver la copa del árbol. De NINGUNO de los árboles y, sin embargo la luz del sol, cálida y dorada, llegaba al suelo, que parecía VIVO en su riqueza. Entendí que los árboles normales que veo aquí en mi mundo podrían algún día ser uno de estos. Cuando evolucionen. Quizás. El árbol frente a mí ... No hay palabras en nuestro mundo, al menos ninguna que yo sepa, para describir este ser, el sentimiento que me recorrió. No solo un árbol. No solo un alma. El verdadero sentido * de lo que es un árbol, algo más allá de nuestra comprensión. Solo pude pensar en una palabra: "Magnífico". Caminé hacia el. Me llamó, a diferencia del árbol padre en el Reino Unido, que tardó semanas en dejarme llegar a su lado y descansar junto a él. Toqué el tronco del árbol y la vida palpitó a través de mí. Apoyé mi frente en su corteza, oh, su corteza, cubierta de verde parecido al musgo. Tan suave, tan viva. "Por qué" ... susurré. "¿Por qué me dejaste sola? Estoy tan desesperadamente sola". Suavemente, se me permitió entrar al corazón del árbol. Y entonces Fui salvia. Salvia lenta, lenta subiendo por el tronco. Fui ramas, sintiendo el suave viento. Raíces, conectado con cada uno de los seres de este increíble planeta. No puedo expresar cómo se siente ser uno con un planeta entero. Pero sobre todo, fui verde. Oh, nunca había sido tan verde. Yo era uno con su ser, con mi alma gemela, y él me mostró lo que realmente puede ser un árbol. Me quedé allí una eternidad.

"Pero... amor", dijo de pronto, "eres tú quien eligió ser un humano. Eres tú quien se fue, y sigues eligiendo ser un humano una y otra vez". No había ira en sus palabras, no había desesperación. Solo, tal vez una silenciosa diversión, como si estuviera diciendo: qué típico es ti, pensar que esto fue mi idea. En mi defensa, ahora solo tengo una mente humana ahora, ya?. Los humanos sonaban DIVERTIDOS antes de ser uno de ellos.

Entonces me sobrevino un sentimiento de absoluta paz. Quizás, así se siente el amor del alma más cercana a tu corazón: Paz. "No debes volver", dijo suavemente. "Eso me haría daño". Sí, alteraría su encarnación tener darle forma humana a sus pensamientos. Si, entendí. Entonces supe que se trataba de un acuerdo que habíamos hecho, y que tenía reglas. Sin embargo, {el las estaba rompiendo por mí. Y no me dejó ir de inmediato tampoco. En cambio, me encontré sentada en una de sus ramas superiores, mirando la puesta de sol de los dos o tres (realmente no me acuerdo) soles que tiene su mundo. Me apoyé en su tronco, puse mis manos en su ramas. Incliné un poco la cabeza y miramos juntos la puesta de sol. Es la cosa más hermosa que he visto en la vida. Me quedé solo unos segundos, pero me parecieron horas. Sentí que esto debía durarme para siempre. Amor, puesta de sol, 2 soles, un mundo lejano. Silencio. Antes de irme, me dio algo. Una hoja pequeña. Se fue directo a mi corazón. "Así me recordarás". Regresé y me fui a dormir durante horas. Y hoy, como tantas otras veces desde entonces, apenas comencé a sentirme sola, el verde de esa pequeña hoja me llenó, desde lo más profundo de mi corazón hasta que completó todo mi ser. Ya no me sentí sola. En cambio, escribí esto. Y es lo primero, que he podido escribir en años. El regalo de un alma gemela, una sola hoja. Todo.

....

Idiel